El problema……


El problema no es el daño, el problema son las huellas. El problema no es lo que haces,el problema es que lo olvido. El problema no es que digas, el problema es lo que callas…

En Veracruz tenemos un verdadero problema del que los diarios no quieren hablar. Y el problema se conjuga en esto: Una letra, un derivado del petróleo, y un Golfo, además de los nuevos, que no son más que un refrito de todos. ESTO YA LO SABEMOS Y NO ES ALGO NUEVO.
El trasiego de drogas ha dejado de ser el punto neurálgico del problema. El cruce de drogas prohibidas a través del Estado ya no es lo importante. Al ampliarse las actividades delictivas de estas personas nos han pasado a afectar a todos
En el 2008, los zetas controlaban dieciséis Estados de la Republica.
Ahora, en el 2011, tienen células y presencia en veintiséis Estados del país y contactos y grupos en quince países de América. El negocio va en aumento, y todo a un solo costo: El terror y la inseguridad. Corrupción y Miedo es su fórmula para el crecimiento.
En el 2009, la agencia antidrogas estadunidense (DEA) reportaba que por los corredores terrestres de Centroamérica entraban a México, rumbo a la frontera norte, entre 250 y 300 toneladas de cocaína pura al año. Y ¿Cuántas toneladas de cocaína reporta la Sedena que han incautado en un año? La diferencia es abismal.
Jueces, Ministerios Públicos, Jefes de Policía y rasos y personal de diversas dependencias se encuentran sometidos, no por voluntad propia a este poder que no se vé, pero que se siente y se percibe vivo, poderoso y en sombras. Nosotros, en apariencia también, sometidos, secuestrados, sin voz, callados a la fuerza, con los medios de comunicación también doblegados.
Basta que una persona se ostente ante un Juez o Secretario como enviado de este grupo y amenace con la extinción de familiares y parientes, para que se agilicen tramites, se giren oficios y se proceda a ordenar lo necesario para la liberación de alguien. Bastaba que se presentaran cuatro o cinco personas armadas ante un ministerio Público para liberar a algún detenido por delito grave. Lo bueno que ahora, los detenidos son concentrados en los separos de la Agencia veracruzana de Investigaciones, pero aun así, no hay seguridad suficiente. Por cuanto a Policia Preventiva y Tránsitos, ellos nada saben, nada ven. Complicidad forzada. Complicidad Obligada. Complicidad no optativa.
Esto ya lo sabemos, no estoy diciendo nada nuevo al respecto. Jueces Civiles y Penales: Sometidos. Policia y Transito: Sometidos. Reclusorios: Sometidos.
En caso de una situación de guerra civil, o de invasión de país extranjero, Sedena cuenta con estrategias específicas para tomar el control de la situación. Algunas de ellas son: Que cada batallón y regimiento tomé el control de Ayuntamientos, Policía y Transito, Cárceles, Correos y Aduanas, si existiesen en el lugar. Y esa es la táctica que ha utilizado este grupo. El crecimiento acelerado de esta Letra Grandota, no se debe solo a que fueron militares especialmente entrenados para el uso de armas, sino que también tienen el conocimiento de las tácticas en situaciones especiales muy específicas y han ido aplicando y combinando armoniosamente la teoría con la práctica. Miedo, terror y teorías de guerra aplicadas es a lo que el Estado se está enfrentando y nosotros sufriendo las consecuencias.
Sin embargo, la Sedena cuenta – o ¿Contaba? ¿Acaso Fox los desmanteló tal y como desamanteló al Cisen? – con grupos especiales entrenados para el combate a la guerrilla urbana. ¿En donde está la caballería motorizada? Las células de los cárteles son el símil de los focos de guerrilla urbana. Son las células las que mantienen la presencia de estos grupos en el Estado.
No enfrentamos una situación de un Match de Boxeo, en donde en cuanto cae la cabeza, también se cae el cuerpo, tal como le paso al Kochul. No, esto no es un match de box.
Para resolver un problema, no basta ocultarlo bajo el pretexto de que la gente se va a alarmar si se entera. Callar a los medios de comunicación o cortar el flujo de información no es buena estrategia, ni por parte del sistema de gobierno, ni por parte de empresarios. Al final, la información se filtra y corre como rumor venenoso o agua de río, inundando nuestros hogares.
Reconocer el problema y asentar bases reales para resolverlo es el primer paso para ir adelante, no solo con programas sociales; sean del Estado o la Federación, estos no bastan como materia de prevención. No es suficiente. Las razones: ya las sabemos. Ya – las- sabes. NO ESTOY DESCUBRIENDO EL HILO NEGRO.
Las cabezas de los carteles pueden caer, pero vienen otras atrás. Quien dispara un arma ya aspiró el aroma de la pólvora y la sensación de seguridad que un arma le ofrece. A veces ni siquiera es el monto de dinero que les pagan, la razón por la que algunos se integran a los cárteles. El pretexto es el factor económico, la falta de empleo, mil y un razones. En el fondo, la esencia del problema es la falta de identidad de la persona y de pertenencia a un grupo, la que lo lleva a integrarse a esas organizaciones. ESO YA LO SABEMOS TAMBIEN.
Y si a esto le agregamos que hay quienes aseveran que el ochenta por ciento de la población mexicana urbana padece de problemas psico- emocionales, en mayor o menor grado, lo que de ser cierto esto, entonces estaríamos ante una autentica encrucijada y problemática social.
No basta crear nuevos delitos en Veracruz, –el femenicidio, por ejemplo, señala setenta años máximo de prisión- es innecesario y ocioso. Eso no va a detener a las mentes enfermas. El femenicidio -tipificado en el Estado de México- ha ido en aumento. Las detenciones de los culpables están en un nivel muy inferiores a los casos denunciados. TAN SOLO COMO EJEMPLO: DECIMASEPTIMA JURISDICCION JUDICIAL DE VERACRUZ. La víctima: LUZ DELIA LAGUNES LAMAS, 28 AÑOS DE EDAD. Lugar del crimen: Tenenexpan. Hasta ahora, toda la investigación está en el mismo punto de partida. Cuando estaban golpeando y abusando sexualmente de Luz Delia, a pesar de los gritos, nadie salió, nadie se asomó, nadie hizo nada. ¿La razón? Yo no la sé, pero puede estar ligada a un “llamado toque de queda” que se impuso durante un tiempo en ese lugar por parte de un Cártel de Drogas. Cuando el miedo echa raíces, la seguridad colectiva enfrenta un riesgo muy grave.
Corrupción, miedo e impunidad no son solo el costo que nos impone esta gente que se ha asentado en Veracruz. La Familia Michoacana también imponía este costo a las sociedades guerrero-michoacanas y mexiquenses. Por otro lado, Jalisco. Como ejemplo: Los comerciantes de Tequila, Jalisco, se quejan de que ya no se vive tranquilo en esa área. Incluso la “Casa José Cuervo” ha tenido que bailar al Son que le han puesto, y no es precisamente el Son de la Negra. La delincuencia organizada ha tomado este patrón de terror como tarjeta de presentación. No solo es privativo de un grupo delincuencial.
Por eso, cuando escucho entre la gente que dicen que la ”contra” ya esta aquí, que los chapos, que los chopos y los no se qué ya van a sacar al Alfabeto,para quedarse ellos, que mejor que pase esto o aquello o que ya no sigan los que están, que quizás es mejor, que si, que no, que blah,blah,blah, solo me queda repetirles: El terror como tarjeta de presentación no solo es privativo de un grupo delincuencial. El terror es táctica y estrategia de sometimiento. Que salga uno para que lo supla el otro no es la solución.

HEMEROTECA DE MIS CUENTOS: Long, long time ago,en un far,far away kingdom, un muchacho de diecinueve años “cayó” en el Reclusorio de Villa Aldama por andar “Halconeando”. Los que lo detuvieron le “sembraron” COSAS. Era la única forma en que lo podían detener y procesar, dado que lo único que le encontraron fué un radio de transmisión.
Antes, el muchacho se dedicaba a trabajar y ayudar a su mamá.
Alguien lo invitó a ganarse Dos Mil pesos a la semana.Su trabajo consistía en observar ciertos vehiculos de un color verde especifico, seguirlos y reportar en donde estaban. Trabajo fácil y sencillo. Un mes le duró el trabajo, y le quedaron a deber todavía una quincena.
La gente a la que sirvió le puso un Abogado que solo le sacó más dinero a la pobre mamá que todo el dinero que su hijo le había dado en toda su vida. La señora tuvo que vender su único patrimonio: Un terreno con una casita de madera.
Su proceso duró casi ocho meses. Salió no bajo fianza o por ser inocente –sus abogados nunca movieron un dedo en el transcurso de su juicio, bueno, solo para escribir en una notificación la palabra : Apelo- sino porque la ley le daba la opción de estar en prisión o conmutar pagando una cantidad de dinero en efectivo. Su padrino de bautizo pagó la conmutación y le consiguió un nuevo trabajo.
El muchacho abandonó su nuevo trabajo y se integró nuevamente a trabajar con aquellos que nunca vieron por él mientras estuvo en la cárcel, encerrado, y que solo le sacaron dinero a su mamá.
Ahora portaba arma y manejaba un carro.
Tres meses después que salió de la cárcel, hizo algo que no debía hacer. Su propio jefe lo mató.
Hasta ahora, su cadáver no aparece y su madre llora arrepentida por haberlo sacado de la cárcel. El nunca conoció a su papá.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s