Catorce disparos


– En algunas ocasiones necesitas manejarlo con cautela, con disimulo. Discreto. Algunas ocasiones solo necesitas ser Jake Lockley, taxista de la ciudad. Esta iba a ser una de esas ocasiones. “Iba” era la palabra clave.
Demasiado tarde para hacerlo en silencio.

Catorce disparos se sucedieron uno tras otro en contra de la humanidad de JORGE ALBERTO TORRES “El Yegua” .

Llegaron caminando por el lado de la calle de 16 de Septiembre. Eran dos. Dispararon directamente sobre “”el yegua”. Los marinos que estaban de guardia en el Museo Naval les dispararon. Le dieron a uno. Se les acabaron las balas a los malos refieren unos. Salieron corriendo por la misma dirección en que llegaron. Dijeron que iban a regresar, refieren otros.
(Sucedió en Tacos David. Esteban Morales esquina Gómez Farias).

Lo cierto es que se creó una situación de pánico en el CENDI de una escuela Católica que se ubica muy cerca del lugar. Y es en ese momento cuando te das cuenta de algo: A pesar de la situación que todos sabemos que se está viviendo en la Ciudad, no estamos preparados para reaccionar en estos tipos de situaciones. Ya es tiempo de que empecemos a aprender más sobre esto, porque parece ser que estas situaciones van para largo.

Lo real: “El yegua” era el mandadero o el que se encargaba de las compras de la taquería. Si alguien estaba involucrado en algo ilícito no era él, sino alguien de parentesco cercano. A eso me refería en otro articulo cuando hablaba del riesgo de estar ligado a algún “Dragonball ´Z”.

Se habla y se dice entre rumores que los “DragonBalls” ya dijeron que se iban a retirar, que van a dejar la plaza, pero a cambio dejarán un recuerdo.

Conociendo los resortes psicológicos que impulsan a estas personas, esos rumores suenan a engaño y mentira. Como animal salvaje que recibe un golpe sorpresivo, esta bestia retornará al ataque con mayor brío. Las cabezas de ese grupo – no la pelusa zetoide- están entrenadas debidamente y su guerra de expansión no fue realizada al azar. Y una de sus armas es la guerra psicológica de rumores y díceres que alarman y ponen en zozobra a los pacíficos porteños. Ser pacíficos es una cosa, y dejarnos pisotear es otra, todo tiene sus límites y nadie debe traspasarlos. Pero antes de que cualquier otra cosa pase es importante destacar el valor de la denuncia anónima ante la SeMar y la SeDeNa.

La cabeza que tuvo los arrestos para corromper policías, instituciones, comprar políticos y territorios no va abandonar tan fácil esta plaza. Quienes crean eso y celebren al Chapo están en el más profundo error. ¿Qué es un Zetoide –no Zeta- sin arma y solo? Nada. ¿Qué son cuatro zetoides ante un comando entrenado del ejército? Cuatro hombres muertos. Si Heriberto Lazcano quiere conservar Veracruz, va a enviar a lo selecto de su grupo, lo mas y mejor entrenado. Los Zetas no son los halcones o halconas, no son los ventanas, ni los estacas, ni las tienditas. No hay que confiarse ni celebrar a los Chapos. No necesitamos ni Zetas ni Chapos en Veracruz. No los necesitamos.

Necesitamos el regreso de la Ley. Y eso implica la consignación de políticos involucrados en actos de corrupción, en los saqueos de los dineros públicos de los cuales indebidamente y en abuso de Poder incurrieron durante sus gestiones. Y si debe caer un gobernador, que caiga, que azote el cachalote reza el verso popular.

El regreso de la Ley también implica la diafanidad de los proyectos municipales.
La aclaración y aplicación de responsabilidades a los saqueos de las arcas municipales, a la aclaración de las concesiones municipales a favor de terceros particulares debe ser una prioridad para esclarecerse.

¿Y nuestros Representantes Populares? ¿Dónde esta julio Saldaña, nuestro Diputado Federal? ¿Dónde está Ainada Rementeria? ¿Oscar Nada? Son ellos quienes tienen las facultades como representantes del pueblo para requerir legalmente a los Ayuntamientos sobre su responsabilidad legal en estas irregularidades. La Presidente municipal, Carolina Gudiño, no quiere barrer hacia atrás. No quiere hacer aclaración alguna sobre las irregularidades de su antecesor. Quiere ir Adelante, prosperando junto con los proyectos heredados y los acuerdos pactados que benefician a unos cuantos en perjuicio de una colectividad que le reclama.

El proyecto de los metrobuses en Veracruz, no solo es local, es un problema que se esta generando en otras ciudades del país, y que está generando descontento e inconformidad en las poblaciones locales. Que nuestros políticos se revuelquen entre ellos, no es mi problema ni me interesa. Que se las den entre ellos y ellas, entre ellos y ellos y entre ellas y ellas, no me quita el sueño ni me preocupa; pero que se las den al Capital Privado para beneficiarse ellos en perjuicio popular, eso si es grave. Y eso fue cosa común en el Fidelato, parece ser que va a continuar con los Gudiños y el Duartismo. Y los proyectos que involucran al metrobus son de muy jugosas mochadas que van en contra de la herencia histórica y patrimonial de Veracruz.

Nuestra Presidente municipal nunca caminó de niña sobre nuestra Alameda de Diaz Mirón. Nunca corrió feliz contemplando los árboles y los pájaros de una alameda que es única en todo México. Ninguna ciudad actual tiene la amplitud, espacio y areas verdes que tiene la Alameda salvador Diaz Mirón y que Carolina Gudiño pretende desbaratar. Ni aún en el extranjero, hay ciudad con una alameda, espacio y extensión como la que tiene Veracruz. Por lo menos no en las Ciudades que he visitado: No en las que he visto España, no en Francia, no en Estados Unidos y tampoco en Inglaterra o Canada. ¿De que le ha servido a nuestra diputada Ainada sus viajes al extranjero durante su gestión en la Presidencia del DIF Municipal de Veracruz, cuando no se ha podido percatar de ello?

Veracruz me recuerda cada día mas a las catorce días que estuve en Tel- Aviv y cinco en Netanyah. La ciudad lleva su vida normal con una sombre de incertidumbre desde la mañana hasta el anochecer.

En mi experiencia, cuando el enfrentamiento es entre Militares y Delincuentes, por lo menos hay un acordonamiento del área. Cuando es entre delincuentes, nada importa.

Y este es la parte crucial de la Denuncia Anónima: La ubicación de los nidos de criminales.

Al estar ubicados los puntos, hay espacio para un acordonamiento rápido y sin lastimar a civiles. Si el grupo contrario ubica los nidos, va a haber una balacera segura y sin respetar inocentes.

CREO QUE CON ESTO ESTA MUY CLARO CUAL ES EL VALOR DE LA DENUNCIA ANONIMA EN UNA CIUDAD COPADA POR CRIMINALES ORGANIZADOS, AUTORIDADES CORRUPTAS Y TEMEROSAS Y CON UNA MORDAZA A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

Si sabes de algún “PUNTO” (lugar donde se expende droga) o tienes información de vehículos (NÚMERO DE PLACA, COLOR, MODELO Y AREA DONDE SE LE HA VISTO CIRCULAR) donde se transporta gente armada, llama anónimamente y desde un teléfono público a los teléfonos (229) 9239361 y 922-9680, teléfonos de Denuncia Anónima de la Secretaria de la Defensa Nacional en la Ciudad y Puerto de Veracruz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s